miércoles, 17 de octubre de 2012

Aprendiendo a utilizar el Pensamiento Crítico

El inicio a la crítica.
Por: Víctor Hugo Olmos Olalde


“En el mundo hay más ídolos que realidades; éste es el mal de ojo y el mal de oído que tengo para el mundo… ir haciendo preguntas a base de golpearlos con el martillo”
Friedrich Nietzsche

Cuando todo comienza, todo termina; como es arriba es abajo[1], donde hay un principio se vislumbra un suave devenir del final; todas las verdades son medias verdades[2], toda realidad objetiva tiene una falacia subjetiva, porque así como puede ser mentira también puede ser verdad. Puesto es que no logramos ver el mundo con la misma mirada del amanecer durante el atardecer, ya que el paradigma con el que se enfrenta el día a la noche, en el atardecer sucumbe esté uno ante el otro. Todo está lleno de renovaciones constantes, de cambios constantes de los modelajes en los que fuimos amaestrados desde pequeños. De tal manera, al ir desarrollándonos, nos enfrentamos a situaciones objetivas con una realidad subjetivas, como también lo hacemos frente aquel disfraz subjetivo de la objetividad; todo aquello en lo que creemos se convierte en un enjuiciamiento, en la comprensión de lo que se está haciendo para lograr una coherente congruencia del pensamiento consciente.

Al iniciarse en la crítica consciente se puede comprender a Nietzsche (2004) cuando escribe que “para mi eran escalones; subí por ellos, y para eso tuve que pasar sobre ellos. Pero se creían que lo yo quería hacer era descansar en ellos”; fue entonces cuando todos pensaron que lo que se quería era permanecer sobre ellos con lo que eran ellos y nunca se dieron cuenta que lo deseado es crear algo nuevo para seguir avanzando, sin detenerse en ellos. Sócrates no sería sin los Sofistas, Aristóteles y Platón sin Sócrates; Lacan sin Freud y Freud sin sus antecesores; todos han criticado y creído en algo nuevo.

Es de esta manera, al iniciarse en una lectura crítica, nos daremos a la tarea de aprender a criticar buscando (Peppino, 2009) “detectar las ideas principales o aquella información relevante, de aquello que leemos, que nos permita estructurar un pensamiento igualmente crítico que facilite valorizar las ideas”; para desarrollar una construcción cognitiva que nos permita ubicar la información, discriminarla, reflexionar sobre está y por ultimo darle una interpretación encaminada a “restructurar el significado general del texto para la toma de conciencia” (Rodríguez, 2007) de aquello que estamos leyendo.

En el presente documento me daré a la tarea de iniciarme en una crítica reflexiva y consciente, buscando ser constructivo en el manejo de la información, para de esta manera aprender a hacer una crítica objetiva, con toda la subjetividad posible.

El aprender a criticar.
En la actualidad nos enfrentamos a contrastantes avances tecnológicos y de la información que han logrado colocar el aprendizaje en parámetros de alto rango dentro de la globalización de este mismo; convertida en “una gran masa de saberes a altísimas velocidades y con mediciones que establecen a las NTIC como constructores del conocimiento (Valderrama, 2004, citado en Fuentes, 2009). La búsqueda de información se ha convertido en echarse un clavado en millones de letras que se montan segundo a segundo en la Web, además de aquella que podemos localizar físicamente; está se convierte en información verídica y falsa que sube y baja de un lado del mundo hasta el otro y establece un cambio sociocultural constante, y es entonces cuando comprendemos que “no podemos vivir el atardecer de la vida con el mismo programa de la mañana, pues lo que en la mañana era mucho, en el atardecer será poco y lo que en la mañana era verdadero en la tarde será falso” (The Shift, 2010).

Para lograr entender el criticar, es importante entender que es el pensar críticamente, a lo que John Dewey (citado en Campos, 2007) describe como “una consideración activa, persistente y cuidadosa de una creencia o forma supuesta del conocimiento a la luz de los fundamentos que lo sustentan y a las conclusiones a las que se dirige” aquello que estamos desarrollando, por lo que al darnos a la tarea de hacer una critica sobre un texto, en este caso, o alguna situación se realice en un “forma de pensamiento claro y racional que favorezca la reflexión e independencia que permita realizar juicios confiables sobre la credibilidad de una afirmación o la conveniencia de una determinada acción” (Campos, 2007).

Es necesario comprender también que el paradigma de la lectura esta en constante cambio; hoy no podemos leer igual a como lo hacíamos ayer o hace tan solo unos minutos, como lo menciona Stephen Covey (2009), para “empezar a comprender que se quiere cambiar una situación, se debe cambiar uno mismo, y para cambiar uno mismo es fundamental cambiar la forma en la que percibimos”. Así, la lectura se convierte en aquello que percibimos y con la que interactuamos, de tal manera que se vuelve más abierta e independiente frente a todos los paradigmas anteriores que cargamos, logrando “comprender el sentido de la diversidad de los caminos que tenemos, y poder regresar en cualquier momento al nuestro objetivo” (Peppino, 2009) que nos llevo a la búsqueda inicial; llegar entonces al camino de la lectura critica que nos permita lograr “reconstruir el significado general de lo leído, organizándolo en ideas y además conseguir plasmarlo en función a nuestras experiencias y conocimiento previo con base en la toma de consciencia” (Rodríguez, 2007) a la traducción o interpretación concreta de aquello que estamos leyendo bajo nuestro propio propósito (Paul, Elder).

Como se menciono anteriormente, la web actualmente se encuentra llena de información, de la que tenemos que aprender a surfear de manera crítica, a lo que necesario el establecimiento de objetivos y expectativas, como lo señalan Yolanda Argudín y María Luna (2007); y de esta manera lograr una selección adecuada de la información que permita descubrir las ideas elementales e información válida, sustantiva y sustentada (Peppino, 2009)

Para ello tomare el documento de estudio publicado en la página de la Aula Virtual de la Universidad Latinoamericana, GEN200 Fundamentos para el aprendizaje y el éxito profesional: ¿Las emociones enferman? o el poder de las emociones, con autoría de la psicóloga argentina Iris Perla Pugliese. http://moodlewa3.ula.edu.mx/moodle_preprod/mod/resource/view.php?id=134705.

Recordando que “el conocimiento no está en la red, ni fuera de uno mismo, sino en los cerebros activos de las personas” (Bunge 2000:5, citado en Fainholc, 2005), “entre la interacción del lector y una lectura” (Díaz-Barriga, Hernández, 2002, citado en Rodríguez, 2007); encontré a primera vista muy atractivo el articulo, ya que hace algunos meses me enfrascaba en una discusión acerca de si efectivamente, las emociones ocasionaban más del 90% de las enfermedades de manera somática, además de la importancia del uso de placebos en los pacientes detectados con padecimientos psicosomáticos. Con ello me adentre al tema de las Inteligencias múltiples de Howard Gardner que me encamino a la Inteligencia emocional de Daniel Goleman y a la Programación Neurolingüística desarrollada por Grinder y Bandler con el poder curativo de las palabras.

Al darle una segunda ojeada y más detenidamente observe que el documento se presentaba confusamente abierto, ósea, que dejaba muchos agujeros informativos entre cada frase y párrafo de lo que trataba de informar. Con esto, y utilizando las herramientas que brindan Barker (2002) y Jan y Marcha (2001) además de los aspectos de confiabilidad de la información de Argudín y Luna, me di a la tarea de buscar el texto original del que se sustrajo que me llevo a la página personal de la autora, en la que aparece como único título ¿Las enfermedades enferman? (http://www.irispugliese.com.ar/2008/09/22/las-emociones-enferman/), con algunos cambios en su estructura pero con el mismo contenido.

En mi inmersión a la página de Pugliese observe la importante trayectoria en medios de comunicación argentinos; como periódicos, radio y televisión en los que colaboró, además de su colaboración en diversos sitios de internet; sin embargo no menciona de qué manera participó en ellos, si utilizó algún artículo o podcast mencionarlos, esto le daría una mayor validación a lo realizado en su accionar curricular. Con respecto a sus publicaciones o artículos contenidos en su página personal y el analizado en especial, no se encuentran publicados y/o avalados por alguna firma editorial o institución que reconozcan la veracidad y estructuración de la información, por lo que esta se vuelve poco fiable, a esto se agrega que el articulo no contiene fecha de realización o publicación que permita la verificación y actualización de la información.

El articulo muestra un contenido vació en el que, por ejemplo, menciona: “Entre los factores psicológicos las emociones son de fundamental importancia” cerrando el párrafo, sin mencionar en que se fundamenta la importancia de las emociones, o si las emociones son base del comportamiento. En este otro párrafo inicia escribiendo que: “Autores de corte psicodinámico como Alexander (1950) sostuvieron…” en el que, además de faltas ortográficas falta también la bibliografía a la que hace referencia; el texto debería de decir: “Autores de corte psicodinámico, como Alexander en 1950, sostuvieron…” que fue citado en Emotional Expression and Health para aparecer en el Cambridge Handbook of Psychology, Health & Medicine escrito por Slatcher y Pennebaker de la University of Texas at Austin (recuperado el 14 de septiembre de 2012 en http://www.richslatcher.com/papers/CambridgeHandbookChapter.pdf). Respecto a la misma inferencia de 1950, se anexan las de 1967 y 1936 que aparecen en ese orden, siendo poco actuales.

Las palabras utilizadas son sumamente objetivas, me refiero a que le hace falta un toque especial a la información, a establecer que es una persona (subjetiva como todos) la que da el toque a lo que se está escribiendo, que correlaciona las acciones con palabras. Aunque este de acuerdo con lo que menciona tanto Araoz et. al (2008) y Argudín y Luna (2007) respecto a que un texto “objetivo no debe mostrar emociones”, este no muestra emociones y sentido, simplemente se basa en la trasmisión de información, olvidando que somos los lectores subjetivos. Con lo escrito no logra responder la propia pregunta planteada ¿las emociones enferman?, como quién dice, el escrito no tiene un propósito ni intención propia.

Leo lo escrito, como un simple pase, lo encuentro un tanto persuasivo a preguntar más, pero al mismo tiempo disminuye mi interés por preguntar. Tal vez suene demasiado objetivo para ser un articulo abierto, etiqueta más bien hacia algo científico pero falto de contenido, más que ser un texto neutro, es un tanto obscuro en la búsqueda de la especialización y un tanto blando en la estructuración teórica.

El texto en una evaluación, cuasi, objetiva es simplemente vacío, no concluye la finalidad del texto, no busca un propósito real y simplemente muestra información que logre llenar su artículo, desprovisto de referencias actuales y el reconocimiento de las mencionadas.


Culminación de la primera crítica consciente.
Es difícil el enfrentamiento de alguien que apenas está estudiando, ante alguien que tiene un curriculum tan amplio, es difícil realizar una crítica que suene objetiva cuando yo mismo sé que tal objetividad es del hombre y para el hombre, cuando todo es subjetivo y objetivo a medias.

Al buscar la información, no solo tendremos que seleccionar, analizar y criticarla (González et. al., 2002, citado en Araoz et. al., 2008), está además deberá de encontrarse en una estructura adecuada, con claridad y correcta exposición de contenidos, y accesibilidad (González, Gaudioso, 2000). “Es necesario propiciar lecturas no solo para acceder a obras producidas por otros y reflexionar acerca de ellas, sino también para producir otras nuevas” (Fainholc, 2005)

Al realizar mi primer crítica guiada, lo primero que entendí es que todos somos seres humanos, con ideas y fundamentos especiales, todos buscamos ser y estar en el peldaño más alto, a veces pisando a los demás (que no es mi ideal); comprendí que para criticar hay también que escuchar y, que, como se dice en una de mis películas favoritas, “cualquiera puede cocinar” (Ratatouille, 2007), en este caso, cualquiera puede escribir.

Es importante para criticar, primero aprender a buscar información, a reflexionar e interpretarla, además de fundamentarla, dando a los próximos lectores la oportunidad de seguir transmitiendo la información pasada y crear hoy una nueva información para el futuro.

Referencias

Bibliográficas
Argudín, Y.; Luna, M. (2007) Aprender a pensar leyendo bien. México: Paidós.
Araoz, E.; Guerrero, P.; Villaseñor R.; Galindo, M.A. (2008) Estrategias para aprender a aprender: reconstrucción del conocimiento a partir de la lectoescritura. México: Pearson Educación de México.
Campos, A. (2007) Pensamiento crítico: Técnicas para su desarrollo. Colombia: Cooperativa Editorial Magisterio.
Covey, S. (2009) Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva: La revolución ética en la vida cotidiana y en la empresa. España: Paidós.
Dyer, W. (2011). El cambio; de la ambición del ego a una vida con sentido. México: Debolsillo.
González, J.; Gaudioso, E. (2000) Aprender y formar en Internet. España: Thomson Paraninfo.
Nietzsche, F. (2004) Cómo se filosofa a martillazos. México: Grupo Editorial Tomo.
Tres Iniciados. (2007) El Kibalión; Filosofía hermética del antiguo Egipto y Grecia. Argentina: Grupo Editorial Kier.

Electrónicas
Barker, J. (2002) The Teaching Library, University of California, Berkeley “The best stuff on the Web”. Recuperado el 13 de septiembre de 2012 en http://www.lib.berkeley.edu/TeachingLib/Guides/Internet/EvalForm.pdf
Fainholc, B. (2005) La lectura crítica en internet. Lectura y Vida, 2, 34-41 recuperado el 15 de septiembre de 2012 en http://www.lecturayvida.fahce.unlp.edu.ar/numeros/a26n2/26_02_Fainholc.pdf
Fuentes, M.C. (2009) El problema de la educación en relación con las nuevas tecnologías: El debate entre formación, autoformación y aprendizaje. Casa del Tiempo, 20, 2-6 recuperado el 13 de septiembre de 2012 http://www.difusioncultural.uam.mx/casadeltiempo/20_iv_jun_2009/casa_del_tiempo_eIV_num20_02_06.pdf
Jan, A.; Marsha, A. (2001, julio 25) Lista de verificación para una página web informativa. Recuperado el 13 de septiembre de 2012 en http://www.eduteka.org/pdfdir/ListaChequeo2.pdf
Paul, R.; Elder, L. (n. d.) Como leer un párrafo; Lectura crítica. Fundación para el pensamiento crítico, recuperado el 14 de septiembre de 2012 en http://www.eduteka.org/pdfdir/LecturaCritica.pdf
Peppino, A. (2009) Lectura y pensamientos críticos: Estrategias para desenvolverse en el ciberespacio. Casa del Tiempo, 20, 7-11 recuperado el 13 de septiembre de 2012 en http://www.uam.mx/difusion/casadeltiempo/20_iv_jun_2009/casa_del_tiempo_eIV_num20_07_11.pdf
Pugliese, I. (2012, enero) ¿Las emociones enferman? o el poder de las emociones. Universidad Latinoamericana: Gen200 Fundamentos para el aprendizaje y el éxito profesional recuperado el 14 de septiembre de 2012 en http://moodlewa3.ula.edu.mx/moodle_preprod/mod/resource/view.php?id=134705
Iris Pugliese. (n. d.) Iris Pugliese: Lic. en Psicología recuperado el 14 de septiembre de 2012 en http://www.irispugliese.com.ar/
Rodríguez, A. (2007) Lectura crítica y escritura significativa: Acercamiento didáctico desde la lingüística. Laurus, 25, 13, 241-262 recuperado el 15 de septiembre de 2012 en http://redalyc.uaemex.mx/pdf/761/76111479012.pdf
Sánchez, M.; Veneklasen, N. (Productores) & Goorjian, M. (Director) (2010) The Shift [Motion picture] Estados Unidos: Hay House INC.
Lewis, B. (Productor) & Bird, B (Director), (2007) Ratatouille [Motion picture] Estados Unidos: Pixar Animation Studios



[1] Principio Hermético de correspondencia, Tres iniciados, 2007
[2] Principio Hermético de polaridad, Tres iniciados, 2007

1 comentario:

  1. La verdad es una mentira más necia que las otras.

    Lo que se juraba verdad hace 500 años hoy no es mas que un error inocente, consecuencia de una búsqueda sistemática de la verdad (principios reconocibles y predecibles). Lo extraño es la necesidad de cimientos, si haces suficientes preguntas llegas a la conclusión de que todo es un acto de fe, tanto en el ámbito religioso como en el científico,- es inherente al ser humano, necesitamos bases.
    Me gustaría ver las cosas como son, suprimir el yo, abrir o cerrar los ojos con un koan, matar a buda, pero ¿como?
    Es imposible definir la realidad, describirla no ayuda y vivirla no predice nada mas que una serie de reacciones, la mayoría producto de patrones aprendidos -nos han entrenado.

    ResponderEliminar